– Noticias policiales –

La magistrada sustituta del Juzgado de Instrucción Número 6 de Palencia ha decidido el ingreso en prisión de uno de los cuatro detenidos por la Policia Nacional como presuntos autores de siete atracos con arma blanca (variando entre un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, un machete, un hacha y un pincho) cometidos en dos meses, entre el 9 de febrero y el pasado sábado, en diversos comercios de la ciudad (una frutería, una panadería, una pequeña tienda de alimentación, una peluquería, una tienda de ropa, un supermercado y una tienda de mascotas). Se trata del hombre de 35 años, mientras que el menor de ellos, de 15 años, ingresará en el centro Zambrana de Valladolid. Los otros dos detenidos, de 18 y 19 años, han quedado en libertad con cargos.

La Comisaría diseñó un dispositivo específico tanto de policía uniformada como de policía de investigación de paisano. La labor hasta la detención de los cuatro hombres, de 15, 18, 19 y 35 años, todos de nacionalidad española y vecinos de Palencia, resultó complicada, ya que los autores no seguían un patrón constante en cuanto a su número, vestimenta o aspecto. «Tras múltiples horas de patrullaje preventivo e incansables jornadas de investigación», señalan desde la Comisaría de Palencia, finalmente el pasado sábado 10 de abril se logró por parte de una patrulla de seguridad ciudadana la detención ‘in fraganti’ de uno de los miembros de este grupo, tras haber perpetrado un atraco en un supermercado, junto a otro de los componentes, que logró huir en ese primer momento.

No obstante, gracias a esta primera detención y a las líneas de investigación que se encontraban en marcha, se logró en un corto periodo de tiempo lograr la plena identificación del resto de componente del grupo criminal organizado. Fueron localizados y detenidos progresivamente, siendo la detención del individuo más mayor la más complicada.

La Policía ha podido determinar que el líder del grupo es un varón de 35 años, con un amplísimo historial delictivo a sus espaldas, que se encontraba prófugo de la justicia tras haber cumplido más de diez años de cárcel de una condena de la que aún le quedaba por terminar de cumplir en su totalidad. Esta persona, teniendo conocimiento de su situación de rebeldía, pasaba la mayor parte del tiempo escondida, saliendo únicamente para cometer los delitos. No obstante, en este tiempo, aprovechó para ir conformando un grupo de jóvenes, uno de ellos su propio hijo, a los que fue formando y enseñando, lo cual le permitía disminuir el riesgo de ser detenido y además ampliar el número de posibles objetivos a atracar.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad