– Noticias policiales –

La nueva sede de la Policía Local de Calatayud está prácticamente compuesta y sin inquilinos. A finales de diciembre, el Ayuntamiento bilbilitano preveía que a principios de 2021 fuese una realidad el traslado desde la actual sede, en la Casa Consistorial de la plaza de Costa, a la intersección entre Fernández Ardavín y el paseo Ramón y Cajal. Pero hasta la fecha esta reubicación ha sido imposible, lo que ha provocado las críticas del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) y CSIF. Ambos mostraron el “malestar” de la plantilla por la demora.

“Mientras tanto, la Policía Local, a la que se le buscó una adaptación con celeridad en vista del hacinamiento que ya reconocía el alcalde, continúa sin saber cuándo será el traslado a las nuevas instalaciones”, explican los sindicatos en un comunicado conjunto.

CSIF insiste en que este cambio es “necesario por la salud de los trabajadores y de los ciudadanos a los que se presta servicio”. Desde ambas organizaciones advierten de que esperan que no se produzca “un brote de coronavirus dentro de la Policía Local, porque este dejara sin efectivos a toda la plantilla o la reducirá a la mitad”. Denuncian que es “incomprensible” que las nuevas instalaciones permanezcan cerradas y haya que seguir atendiendo al público “en una sala de poco más de 30 metros cuadrados con mala ventilación“.

Desde el Consistorio, el alcalde, José Manuel Aranda, asume que ha sido “materialmente imposible realizar el traslado”. Argumenta que la brigada, que es la encargada de hacerlo, “ha estado implicada en el montaje de los adornos navideños, han tenido vacaciones y a la vuelta llegó Filomena”. Así, recuerda que “durante dos semanas, primero con la nieve y después con el hielo, ha habido un despliegue total para atender cuestiones prioritarias y de inmediata necesidad para la ciudadanía y los servicios de la ciudad”.

Además, recuerda, después del temporal todavía quedaba pendiente el desmontaje de la decoración y otros asuntos de urgencia que han surgido. “Somos conscientes de que no se ha podido llevar a cabo, pero la idea es darle solución y se hará en cuanto sea posible”, asegura Aranda. En la nueva ubicación los agentes dispondrá de cerca de 300 metros cuadrados con estancias diferenciadas.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad