– Noticias policiales –

La policía de barrio regresará a los barrios de Palma a partir del próximo mes de febrero, según ha informado este martes el alcalde de Palma, José Hila, acompañado por la regidora de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover. Serán 55 agentes que cubrirán las 55 zonas policiales de Palma que albergan a los 87 barrios. En algunos barrios de gran tamaño, como es el caso de Pere Garau por ejemplo, habrá dos policías de barrio.

La labor de estos agentes, ha indicado el alcalde, «con su presencia diaria en las calles de los barrios será la de mediar, informar, educar pero también a sancionar los comportamientos incívicos y eso ayudará mucho a la mejora de la calidad de vida en la ciudad».

Esta policía de proximidad, ha asegurado, permitirá a la Policía Local «poner el foco en lo que sea más importante en cada zona de la ciudad y tener en cuenta las necesidades reales de los vecinos».

Esta reactivación de la policía de barrio, recuerda Hila, es posible gracias a la incorporación de hasta 101 nuevos policías, si bien el primer edil ha admitido que «no son suficientes», pues «el compromiso era no solo reactivar la policía de barrio sino reforzar a toda la Policía Local». Por eso, anunció que ya está en marcha una nueva convocatoria publica de otras 56 plazas más de policías locales.

La regidora de Seguridad Ciudadana volvió a recordar la mejora de los medios realizada para la Policía Local y de los recursos humanos con la convocatoria de 101 plazas nuevas de agentes, 27 de los cuales ya entran como policías en prácticas el 1 de febrero.

Además, prosiguió, se están realizando concursos de traslado y promociones internas «y con todo ello hemos conseguido cubrir las 46 plazas de policía de barrio que a lo largo de los años habían ido quedando vacantes».

La policía de proximidad, ha explicado la edil, «prestará un servicio especializado y permanente, centrado en los problemas de convivencia, de civismo y de seguridad de los barrios, con trabajos principalmente programados, lo cual quiere decir que se les liberará de los trabajos incidentales». Además, «su trabajo será consensuado con los vecinos, con los que tendrán mesas de trabajo constantes y continúas».

La regidora admite, no obstante, que la reactivación de la policía de barrio es un proceso por lo que ésta no estará al 100 % desde el minuto uno. «Es un proceso que consta de diferentes fases y ahora estamos en la más importante de ellas», ha dicho.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad