– Noticias policiales –

Según recoge el HuffPost, las autoridades han dejado claro que estos días, lo mejor es no coger el coche. Pero si hay que hacerlo por necesidad, conviene estar preparado para hacer frente a los problemas que a buen seguro esperan en las carreteras.

El hielo y la nieve se han apoderado de miles de vías, no solo de montaña y conducir sobre esas placas o bloques es uno de los mayores riesgos al volante. En las últimas horas se multiplican los consejos para saber cómo superar estos difíciles momentos.

Pero también conviene estar enterado de qué nos dicen las señales viales. La Guardia Civil ha publicado una guía rápida para aclarar qué significan los colores que podemos encontrarnos en muchas carreteras de toda España durante la ola de frío. Se trata de un código cromático que avisa de lo que hay por delante y de si se puede o no seguir transitando.

Verde: Empieza a caer nieve, así que conviene ser prudentes. La circulación aún no se ve afectada, pero es recomendable no pasar de 100 km/h en vías principales y de 80 en las secundarias. 

Amarillo: El asfalto comienza a cubrirse de nieve. Los camiones y vehículos artículados ya no pueden circular. Los turismos y autobuses no deberían pasar de los 60 km/h.

Rojo: La situación se agrava y la vía está cubierta de nieve. Solo se puede circular con cadenas en los neumáticos, como ocurre en muchos puertos de montaña. Solo pueden circular vehículos convencionales y se les recomienda no superar los 30 kilómetros por hora. 

Negro: Nivel extremo, la carretera es intransitable por riesgo absoluto de quedarse inmovilizado en mitad de la carretera.





Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad