– Noticias policiales –

El Ministerio Fiscal de Zamora solicita 48 años de prisión para el guardia civil acusado de abusar sexualmente de una niña durante su estancia en el cuartel de la localidad zamorana Puebla de Sanabria.

Así, la Audiencia Provincial ha dejado visto para sentencia el juicio de este agente en el que tanto la acusación particular como el fiscal coinciden en la petición de penas, mientras que la defensa solicita la libre absolución, al entender que la única prueba es el testimonio de la víctima y se ha visto desvirtuado por la declaración de testigos y peritos.

La Fiscalía ha recordado que el equipo psicosocial que atendió a la niña y el forense judicial han dado credibilidad al testimonio de la víctima, que aseguró que había sufrido cuatro casos de abuso sexual en la vivienda del cuartel del acusado a finales de junio de 2019, cuando tenía nueve años.

Asimismo, ha lamentado que todos los guardias civiles que han declarado como testigos en el juicio hayan intentado desvirtuar lo manifestado por la menor, lo que ha atribuido al “corporativismo” que han mostrado en la sala de vistas. Principalmente ha cuestionado el testimonio del agente instructor de las diligencias, que ha declarado este lunes en la última sesión del juicio que la niña ha mentido, pues “los hechos que relata no se corresponden con la realidad”.

Para llegar a esa conclusión se ha basado en los turnos de trabajo y testimonios de los guardias civiles que según la menor habían sustituido al acusado cuando estaba en la puerta del cuartel, para subir a su casa con la niña y cometer los hechos.

La acusación particular ha sostenido que la víctima ha mantenido siempre el mismo relato de hechos en lo fundamental en cuanto a que fueron cuatro las ocasiones en las que presuntamente realizó felaciones al acusado.

La defensa alude a una operación de fimosis

La defensa, por su parte, ha asegurado que la niña mintió en su denuncia y esa mentira fue avivada por el compañero sentimental de su abuela, también guardia civil en Puebla de Sanabria, y aludió a una posible motivación económica como origen de la denuncia.

El letrado defensor ha apelado a la falta de credibilidad “objetiva y subjetiva” de la declaración de la víctima para reclamar la libre absolución del guardia civil acusado y ha recordado que los doce guardias civiles que han declarado en el juicio han desmentido el relevo de puertas del que habló la víctima los días de los supuestos abusos.

También ha aludido a una operación de fimosis del acusado que le ha dejado una cicatriz en el pene y que no fue reflejada por la víctima ante el forense, cuando habló de las características del miembro del acusado.

Por su parte, el acusado, que se encuentra en prisión provisional desde que se interpuso la denuncia, ha pedido una sentencia final cuanto antes para poder rehacer su vida y su honor.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad