– Noticias policiales –

Los guardias civiles estaban destinados en la central nuclear de Ascó, donde se detectaron dos positivos, y, sin respetar el confinamiento, regresaron al cuartel de Zaragoza, donde se registraron 21 contagios

Controles de la Guardia Civil

Controles de la Guardia Civil
ALBERTO DI LOLLI

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Gandesa (Tarragona) investiga a dos mandos de la Guardia Civil de Zaragoza por supuestamente no respetar una cuarentena de sus agentes.

Se les acusa de ordenar el regreso de una treintena de agentes del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) al cuartel de Casetas (Zaragoza) desde la central nuclear de Ascó, donde prestaban servicio de vigilancia, a pesar de conocer que dos de los integrantes habían dado positivo en Covid-19.

Se responsabiliza de ello a un capitán y a un comandante que están al frente del GRS. El juzgado trata de averiguar si pudieron incurrir en un delito de prevaricación administrativa y otro de lesiones imprudentes graves.

Los hechos denunciados por el abogado de la asociación profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL), Marco Antonio Navarro, ocurrieron el pasado mes de septiembre.

Sostiene que, pese a que dos agentes habían dado positivo, 34 más, que habían estado en contacto con ellos, volvieron al cuartel, ubicado en el barrio zaragozano de Casetas, sin quedar en aislamiento.

Según la denuncia, a la que ha tenido acceso El Periódico de Aragón, dicha orden “infringe la obligación de estar en cuarentena en la misma planta nuclear y esperar la realización de las pruebas PCR, tal como se establece en la normativa sanitaria, para cumplir el confinamiento en sus domicilios”.

Añade que habrían sido “los responsables de dicha unidad quienes habrían ordenado este traslado de una provincia y comunidad a otra, con el riesgo que eso puede conllevar a pesar de haber dado negativo en el test rápido”.

ESPARCIMIENTO DEL VIRUS

Varios de los agentes que fueron trasladados a Zaragoza, tras ser sometidos a las pruebas PCR en la capital aragonesa, dieron positivo, “lo que provocó un esparcimiento del virus de forma incontrolada”, según la denuncia.

Añade que “podía haber sido evitado si se hubiese respetado la normativa sanitaria por parte de los denunciados, y los funcionarios se hubieran quedado en el mismo lugar en el que compartieron espacio con los compañeros infectados por el virus”.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón confirmó un brote de coronavirus en dicho acuartelamiento.

Según fuentes de JUCIL, la Comandancia de Zaragoza se vio obligada a dejar a cerca de 200 agentes de dicho acuartelamiento en casa a la espera de los resultados de las pruebas PCR.

De ellos, 21 dieron positivo, aunque solo seis formaban parte del grupo de Ascó, por lo que los 15 restantes podrían haberse contagiado como consecuencia de la orden de regresar a Zaragoza.

Los dos mandos en cuestión, a través de la asociación Unión de Oficiales de Guardia Civil, han recordado que “la Consejería de Sanidad, en escrito de fecha 22 de septiembre, recomendó que los casos confirmados detectados en la central nuclear de Ascó (dos guardias civiles hasta ese momento), permanecieran aislados en dichas instalaciones, hasta la obtención del alta médica”.

Añade que “dicha recomendación de la Consejería de Sanidad establecía que el resto de contactos fueran trasladados lo antes posible a la base del GRS en Zaragoza para la realización de la correspondiente prueba PCR”.

La denuncia apunta que constan unos audios enviados a los suboficiales del GRS en los que se puede escuchar las órdenes en las que se basa la querella. JUCIL pide que se aporten como prueba.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad