– Noticias policiales –

El Ayuntamiento de Calahorra ha informado esta mañana de las actuaciones realizadas por la Policía Local durante la última semana.

Los agentes han cursado a Delegación de Gobierno 90 denuncias por no llevar mascarilla.

También otra a un conductor por falta de respeto y consideración a los agentes de la autoridad. Una patrulla vio que una persona que circulaba con su furgoneta realizó un giro prohibido. Procedió a su identificación y se le denunció por dicha infracción, momento en el que comenzó a insultar a los policías. Por ese motivo se cursó otra denuncia a Delegación de Gobierno.

En el listado de intervenciones no faltan las relacionadas con la conducción bajo los efectos de las drogas.

Una patrulla tuvo que frenar bruscamente para evitar la colisión con otro vehículo que circulaba por el sentido contrario. Se identificó y denunció al conductor. Este manifestó haber consumido drogas y se le hizo la prueba dando positivo en opiáceos, algo que motivó otra sanción.

Por otro lado, los agentes acudieron a un accidente en la avenida de Valvanera alertados por un ciudadano. Al llegar comprobaron que un coche se había golpeado con un banco de piedra sin causar daños en el mobiliario. La prueba de alcoholemia resultó negativa pero la de drogas fue positiva en anfetaminas y se le denunció.

Además, la policía local ayudó a una persona agredida y amenazada por su pareja, acompañándola para el reconocimiento médico y para presentar posteriormente la denuncia.

Una patrulla atendió a un hombre de 50 años que se había caído en la calle Doctor Fleming y tenía una herida sangrante en una ceja. Fue trasladado al hospital en una ambulancia.

Otro día se recibió una llamada de SOS rioja comunicando el envío de bomberos a la Plaza Comuneros de Castilla por aviso de humo en una bajera. Se había producido un conato de incendio en unos plásticos y fue sofocado rápidamente por los bomberos. Ni la bajera ni el resto del inmueble resultaron afectados.

Por último, la policía local realizó dos denuncias por incumplimiento de la ordenanza municipal de ruidos. Una en la Avenida de la Estación por una fiesta cuyo ruido se escuchaba en la calle (gritos, voces, cánticos y música a un volumen elevado). La otra en la calle Basconia por un venido con la música a todo volumen y causando molestias.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad