– Noticias policiales –

La Guardia Civil del Mar, durante la operación “Verano 2020”, controlará y vigilará las embarcaciones de recreo, motos de agua incluidas, en la costa granadina con el fin de salvaguardar la seguridad de los usuarios de estas embarcaciones y para evitar que se invadan las zonas de baño y se ponga en peligro a los bañistas.

De este modo, comprobará que los responsables de las embarcaciones dispongan de los seguros obligatorios, certificados de navegabilidad y titulación correspondiente. Los agentes también realizarán inspecciones en los establecimientos dedicados al alquiler de embarcaciones y motos acuáticas, e intentarán concienciar tanto a usuarios esporádicos como a profesionales del buen uso de estas embarcaciones.

La Guardia Civil quiere recordar la normativa que regula el uso de estas embarcaciones de recreo (R. D. 259/2002, de 8 de marzo), en el que se establece que para el uso de este tipo de embarcaciones se debe estar en posesión de la correspondiente titulación; y se impone a las empresas de alquiler obligaciones de funcionamiento con el fin de garantizar la seguridad de los clientes.

Del mismo modo, las motos acuáticas deberán estar registradas y contar con el correspondiente seguro de responsabilidad civil. En todo caso, el uso de motos acuáticas está reservado a mayores de 18 años, o 16 años si cuentan con una autorización escrita del padre o tutor legal. «La navegación la realizarán fuera de las zonas de baño estén o no balizadas y todas las embarcaciones que salgan o se dirijan a la playa deben hacerlo por los canales habilitados para ello«. Cualquier usuario de moto náutica, aún siendo pasajero, deberá llevar un chaleco salvavidas homologado, y se recomienda, además, el uso de traje isotérmico y no separarse más de una milla de la costa.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies