– Noticias policiales –

Acumularán más de 100 días separados de sus famillias.

Por normativa sus residencias las tienen fijadas en su lugar de destino, pese a que su familia se encuentre en otro lugar.

Enorme varapalo el causado sobre miles de guardias civiles las palabras que pronunció en la tarde de ayer el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez: “Se prohiben los desplazamientos interprovinciales”.

En parte se entiende la citada medida para evitar que miles de ciudadanos se desplazen desde el centro de la península hacia distintos puntos de la costa, subiendo el índice de contagiados en provincias donde hasta el momento su nivel es bajo. Hasta ahí se entiende, pero ¿debe ser tan taxativa esa medida? ¿no hay excepciones bajo ningún concepto?

Miles de guardias civiles poseen como lugar de residencia su lugar de destino por mandato imperativo, y así nos encontramos a agentes de Málaga o Cádiz cuyo destino y lugar de residencia oficial es País Vasco o Madrid por ejemplo, y en sus días libres van a ver a su familia a su lugar de origen. Para todos ellos el castigo al que les acaba de someter el Gobierno es brutal. En sus días libres no podrán ir a ver a sus cónyuges o hijos, pero curiosamente sí podrán ir al cine o a un bar.

Para el Gobierno es más importante que vuelva el fútbol y la presencia de españoles en los bares que la unidad y conciliación familiar

Tras más de 45 días confinados en sus acuartelamientos, no pudiendo disfrutar de sus días libres en casa, suprimiéndoles sus vacaciones y sus permisos de Semana Santa, ahora el Gobierno dicta la orden de no poder realizar traslados entre provincias bajo ningún concepto hasta que no se superen todas las fases del desconfinamiento, es decir, unos 60 días más de los que ya llevan sin ver a sus mujeres/maridos e hijos. En total serán más de 100 días.

¿Cómo se le explica a un hijo que papá está en el cine o en un bar pero no puede ir a estar con él? ¿Ese numerosísimo grupo de supuestos expertos no lo ha pensado?

Un desprecio más de este Gobierno por sus Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Mal pagadas, mal vistas y una vez más mal tratadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad